viernes, 16 de abril de 2010

ESTA BUENO ESTAR FUERA DEL MUNDO

Se me ocurre que esta serie de visitas de primeros mandatarios mundiales, colegas de nuestra CFK después de todo, es otro interrogante maquiavélico para aquellos que no dejan de poner cara de circunstancias para anunciar desde sus pantallas y papeles que Argentina está out, fuera del mundo, nadie nos da bolilla, etc. Y cuando alguien, no cualquiera, funcionarios de primer nivel nos visita, reconoce los méritos y/o aciertos de este gobierno, traductores mediante, firma acuerdos bilaterales de inversiones e intercambios... esas mismas caras se tornan sonrientes voceras de notas tan significativas como la importancia del agua en la navegación o la invasión de monos en un mercado de la India. Afortunadamente, la TV pública y algun canal desprevenido nos muestra a una presidente recibiendo a Hillary, al presidente ruso, al primer ministro vietnamés... Y el mundo sigue andando, como dijera Gardel. No importa cuántas apocalipsis nos predigan, qué clase de catástrofes y hecatombes caerán sobre nosotros este pueblo descreído canta, se junta, se palmea la espalda, se reconoce en el "otro" como artífice de un mismo fenómeno social, salta exigiendo sin violencia pero con la abrumadora presencia de los convencidos... que se cumpla la Ley!!!
Y la señora paqueta mira horrorizada, porque "esa" gente es parecida a ella en su pìel, su manera de hablar... Y nuestra buena clase media, que dejó de serlo fagocitada por corralitos y corralones, que tuvo que aggiornarse y hasta hacerse amiga de la "señora de la limpieza" y el albañil de tanto cruzarlos en la "salada" y el mercadito chino y que hoy, gracias a las medidas heroicas de "este gobierno", Dios nos guarde!, vuelve a ser clase media con todas las letras retorna sin culpa a sus orígenes derechosos, elitistas, mira con desconfianza a los latinoamericanos que están logrando libertades y estatura de naciones, no entiende la cháchara que le bombean los medios insistentemente. Hasta ese diario que siempre compró está en tela de juicio ahora!!!
Lo realmente malo es la falta de voces de calidad, la pobreza de legisladores que no pueden convocar voluntades ajenas y que deben seguir predicando en este vergonzoso desierto intelectual. Dónde quedaron esos oradores que fueron leyenda de un Congreso como Palacios, De la Torre, Alfonsín?
Pero no desespero: la premisa goebeliana de repetir mentiras para que algo quede, sirve para ambos lados: sigamos predicando que algo quedará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Elementos compartidos de CHELA