miércoles, 7 de abril de 2010

Duhalde y su memoria...

El programa Palabras+, palabras- de TN nos mostró a un aDuhalde delirante. Porque sus dichos no tienen que ver con la realidad. Como vecina de su familia y aunque haya sido otra de las cosas que Carrió nunca pudo probar, en Lomas lo llaman el zar de la droga mucho antes que su impresentable mujer haya sido puesta a dedo por él como candidata. Cuando dijimos que se vayan todos, precisamente él y sus huestes estaban incluídos, pero no solamente no se fueron sino que volvieron y se rejuntaron con otros psicópatas del poder. Si este señor supone que supo gobernar, tendría que hacerse cargo que ninguna de las consignas que proclamó con bombos y platillos fue cumplida. Se acuerda de que los que depositaron u$s, recibieron....patacones o algo peor???? Ha leído alguna ayuda memoria sobre los índices de pobreza, inflación, riesgo país, balanza comercial, $$ acumulado en el BCRA de aquellos años nefastos? Los puede comparar con la AUH, las jubilaciones para los que se quedaron fuera del sistema cuando Menem y & rifaron el país, reservas acumuladas como no se vieron en décadas, con un riesgo país de menos de 600 puntos, con un dígito de desempleo... para qué seguir??????
Estoy convencida que si seguimos haciendo el juego a estos dinosaurios reflotados, pauperizados por la edad y el mal desempeño, cambalaches patéticos de la mala política no podremos volver a mirarnos a los ojos sin sentir una profunda vergüenza!
Busquemos nuevos referentes entre nosotros mismos. Los políticos "de raza" ya fueron, nos usaron en sus propios intereses, nos hundieron como país, vendieron la imagen internacional de un conjunto de sudacas ignorantes y débiles. No queremos volver a sentirnos ciudadanos de cuarta!!!!!! Queremos poder estar orgullosos de funcionarios que son respetados en el exterior, porque se han atrevido a enjuiciar a genocidas, a defender diplomática pero enfáticamente nuestras Malvinas, porque han sido coherentes en su experiencia legislativa de años sin arrodillarse mansamente ante los poderosos. Y como frutilla del postre, este mamarracho quiere juntar a los ciudadanos pensantes con los que quieren olvidar, hacer tabla rasa con el pasado de los criminales de lesa humanidad.
Mi salud me impide ir a la Plaza y apoyar la imperiosa aplicación de la Ley de Medios, que no es K y si lo es, bienvenida sea por su solvencia ideológica y su necesidad de tener voces múltiples y no este monocorde discurso destructivo. Pero desde aquí, no dejaré de adherir a las leyes y proyectos de un país del que voy a seguir siendo una orgullosa ciudadana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Elementos compartidos de CHELA