jueves, 1 de abril de 2010

MARCHE UN CARDENAL "CRISPADO"

Según el diario LÓbservatore Romano, la pederastia eclesiástica fue artificiosa y maliciosamente explotada por los medios. Ja! Parecen TN... Hace unas horas, nuestro carismático Bergoglio pedía que terminara la crispación, que el pastor tenía que ser paciente y otra serie de inmaculados conceptos pascuales dignos de un catecismo para minorados. En esta costumbre inveterada de querer enseñarnos a los argentinos cómo debemos pensar, en este afán de darnos las noticias masticadas y digeridas para que nuestro propio metabolismo no nos cause acidez... el cardenal hace suyas esas santas palabras: "la gente me dice..." ¿Qué gente? Cómo funciona la generalización? O acaso la otra gente está muda, ciega y sorda? Porque yo, y sé que la mayoría de mis compatriotas, condena sin piedad el abuso, la pedofilia, la violación constante de los derechos humanos justamente en manos de quienes más los deberían ejercer. Somos la misma gente que vemos horrorizados una Iglesia, a la cual muchos pertenecemos por tradición familiar o por creencia, dirigida como una corporación que manipula la realidad, que comparte la comunión con los santos y con los asesinos torturadores por igual, que se rasga las vestiduras por la pobreza sin dejar de vivir en la pompa y el fausto como si fueran reyes o emperadores de reinos terrenales. En este día tan importante para el catolicismo, quien realmente cree en el poder de la oración, recemos para que la auténtica palabra de Jesucristo "entre" y se haga patente en la cúpula de la Iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Elementos compartidos de CHELA