sábado, 23 de junio de 2012

Con "+x-" no, obispo!!!

"El celibato no es esencial para el sacerdocio. No es una ley de Jesucristo". Papa Juan Pablo II, julio de 1993.
Y si fuera una ley de Jesucristo, el obispo estaría faltando a esa ley que le compete como sacerdote. O sea, que se arregle con sus confesores y su conciencia, pues el hombre es libre de elegir qué tipo de vida quiere llevar.
PERO.....
1º) La HIPOCRECIA de haber negado la relación, hacernos creer que las fotos estaban fuera de contexto(ja) cuando simultáneamente, el individuo enarbola una moral prístina y nos condena a los simples mortales por mucho menos. Si bien los sacerdotes no le niegan la absolución y la eucaristía a los genocidas... no brindan el consuelo del perdón divino a quienes usan métodos anticonceptivos o están divorciados. Una moral doble, triple...  
2º) La ESTAFA excede lo moral y apunta directamente al fraude económico. Primero, porque este sujeto "trabajó" de cura desde siempre, o sea que el Estado argentino le pagó el sueldo, la vivienda, la salud, el auto con chofer (y seguro que no es un Renault 12 del año 90) y hasta las vacaciones de cabotaje y las internacionales también. Y una jubilación igual o superior a 6 mínimas lo espera cuando se retire... Un primor! Y a los 40 millones de ciudadanos que le pagamos vía impuestos esta vida holgada no nos preguntan qué religión profesamos. Es decir, que subencionamos a los curas católicos los judíos, budistas, musulmanes, agnósticos y ateos.
Alguna vez incluiremos el verdadero concepto de ESTADO LAICO en la reforma constitucional que los argentinos nos debemos?
3º) Por último y esto ya me resulta repugnante, el obispo disfrutó de su aventura sexual en playas paradisíacas, hoteles exclusivos a expensas de su jerarquía en CARITAS de Latinoamérica...
Ahora, renuncia... y qué? Lo único rescatable es que es heterosexual y su amante es una mujer mayor de edad... porque la obligación del celibato los lleva irremisiblemente a la pedofilia más perversa y asqueante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Elementos compartidos de CHELA