domingo, 3 de abril de 2011

Cuidemos la democracia... porque nosotros la ejercemos!

Después del bochorno chubutense, Duhalde se anima a sufrir otro porque sería nefasto para su ego perder contra un R. Saá sin peso electoral fuera de su feudo puntano. Por eso creo que se "rejuntaron" nuevamente y parieron ese documento para "Cuidar la democracia"  y allí hubo acuerdo entre rivales, enemigos, amigos ocasionales... todos unidos contra el demonio que les sopla la oreja sin disimulo y hasta con sorna.
Aquella frase macrista de vivir el peor momento desde 1983, pegó tan fuerte que salieron a las calles unidos por el espanto pero tan vacíos de ideas como de costumbre. Me pregunto si la aplicación de la ley y la Constitución es privativa de un sector o, mejor dicho, atañe exclusivamente a cuestiones de ese sector pero no0 al resto. Pues la libertad de expresión tan reclamada, venerada, denunciada estos días sólo la veo aplicada a resguardar los intereses económicos, clasistas, corporativos de cierta aristocracia criolla con olor a naftalina.
He leído por ahí una frase para meditar: la inclusión es un derecho, no es caridad...  Aunque al principio sea dada caritativamente para remediar la urgencia y poner a funcionar la rueda, simultáneamente debe proveer herramientas para que los recientes incluídos inicien su propio camino productivo acorde a sus merecimientos y destrezas. Y así, ceder su lugar al prójimo aún des-incluído. Ese es el derrame auténtico, ese es el vaso que se irá llenando hasta desbordar y mojarnos a todos con el agua bendita de la libertad como única opción de elegir cómo quiero vivir, el trabajo como único medio de movilización social, la producción nacional competitiva y de excelencia como único medio de ganar soberanía. Esa es la democracia que queremos, que adoptamos, que peleamos con pasión.
Y no podemos dejar que el mayor esfuerzo lo haga nuestra Presidenta. Ha entregado acabadamente sus joyas personales para que el pueblo crezca, disfrute, recupere el estado de bienestar que nuestros padres tuvieron en
la mitad del siglo pasado. Nuestra libertad de expresión y nuestro cuidado de la democracia tiene que estar presente en las calles, las radios, los foros, los que se animan a los comentarios online, los blogs...  Cristina dijo que la juventud, esa juventud que no vivió dictaduras, los que recibieron de los adultos el relato del miedo y la osadía mortal del compromismo, recuperó las consignas... los cantos, las banderas pintadas en el patio de las casas, las remeras con frases... la militancia !

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Elementos compartidos de CHELA