miércoles, 22 de septiembre de 2010

678 de lujo en el Día de la Primavera

Después de reiterar spot acerca de Papel Prensa y aburrir un poco, 678 de ayer (Día de la Primavera) no tuvo desperdicio. El relato del nieto recuperado mostró ambos lados del drama. Por un lado, haber nacido donde ningun argentino tendría que llegar a la vida, unos pocos meses prendido a la teta materna porque la mujer a quien estaba "destinado" no gustaba de los niños (?) y 26 años de adoctrinamiento, ocultamiento de la realidad política y social del país, escuelas donde se obviaba un trecho nefasto del devenir de la Patria. Por otro lado, cuando lo enfrentaron a su verdad, negarla, rebelarse, no creer. Y el proceso posterior de internalización de ser un apropiado, un pibe robado a sus padres porque ellos se habían jugado por un país que hoy empezamos a tener, pero que hace 30 años era un sueño lejano. El hombre que mostró su intimidad nos regaló su coraje, su decisión, su dolor y una calidad humana que seguro enorgullece a esos jóvenes que también fueron arrebatados de la vida, tanto como su hijo fue arrebatado criminalmente en un genocidio que no tiene precedentes. Y que es nuestra absoluta responsabilidad no vuelva a repetirse nunca más.


Y la segunda parte del programa fue la síntesis didáctica, sociológica y políticamente perfecta hecha por Gustavo lópez acerca del bipartidismo que está consolidándose actualmente.

Si entendí bien, no importa de qué partido partamos, ni siquiera importa si nunca pertenecimos a un partido, si jamás nos comprometimos con una idea política... lo fundamental es hacia donde estamos yendo. Y hay dos caminos, dos veredas... Y acá es blanco o negro: se acabó el tiempo de los tibios e indiferentes que después adoptan la queja estúpida. Hay que elegir. No solamente elegir una papeleta con nombres para meterla en una urna y que se arreglen. Hay que elegir un MODELO, un PROYECTO, una IDENTIDAD.

O queremos ser una sociedad solidaria, con DDHH para todos, con inclusión y pleno empleo, con ese 50-50 que clama Nestor y Cristina, con una industria fuerte y competitiva que nos haga recuperar lugar en el concurso de las naciones, con jubilados tratados con respeto y con movilidad, con la AUH para todos los pibes, con una educación pública, laica y gratuita como soñó Sarmiento, con una Ley de Medios que nos permita oir todas las voces y cada uno convertido en un soldado comprometido con la defensa a raja tabla de la democracia, sin violencia pero con firmeza.

O podemos volver a ser ciudadanos de segunda, sin libertades individuales, sometidos a la explotación de las corporaciones empresarias, xenófobos y anti latinoamericanos, genuflexos ante el poder extranjero.

Yo elijo mi país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Elementos compartidos de CHELA